logo

LA NIÑA DE CHOCOLATE

Cuento Ganador 2010

Había una vez una niña la cual nació negrita parecida a un carbón, el día menos pensado una señora llamada Rosa

quedo embarazada el día que se le rompió la fuente ella pensaba nerviosa y a la vez emocionada por pensar en lo linda que saldría su hija. En el momento que los médicos le sacaron a la bebé de su vientre ella se dio cuenta del color de su hija y su rostro emocionado se convirtió en toda una desilusión y cuando le fueron a entregar a su hija ella tan racista dijo:

 

- Quien es esa niña, de quien es? Por que mía no es; yo siendo una mujer blanca y muy elegante no pariría a una niña como esta así que me hacen el favor y retiran esa cosa de mi vista.

Los médicos dándose cuenta de la clase de mujer sin escrúpulos negando a su propia hija dijeron:

- Pero señora esta bebé es suya, es su hija o acaso no vio cuando la sacamos de su vientre?

Y respondió la señora:

- No me importa; total yo no voy a criar a una niña negra para que mis amigas vengan a burlarse diciéndome que tengo un chocolatito en la familia.

Y el médico le preguntó:

- ¿De que color es el padre de esta bebé?

El padre de la niña es blanco, pero el padre de mi esposo es negro y yo casi no lo iba a aceptar por esta razón; pero el no tiene la culpa de que su mamá se halla casado con un hombre de color y creo que fue por esta razón que esta niña salió chocolate tirando a carbón.

Y dijo nuevamente el médico:

- Y usted no se ha puesto a pensar que esa bebe no tiene la culpa que esa herencia de color le halla tocado a ella? Que pensaría usted si le fuera pasado esto descubriendo que su madre la negó por ser racista?

Rosa en ese momento se quedó en silencio y sus ojos se llenaron de lágrimas y después de unos minutos dijo:

- Sabes no me había puesto a pensar las cosas desde ese punto y mi peor error ha sido enceguecerme y ofender a las personas por el color de piel, estado físico o defectos y nunca había pensado que si alguien fuese hecho eso conmigo; me sentiría muy mal, exclamó Rosa.

 

El médico luego de ver a Rosa con el rostro empapado de lágrimas le dijo:

 

- Es por esa razón que debes dejar de criticar y ofender a otros porque nunca sabes si eso te puede pasar a ti y si no quieres a esta niña déjela que nosotros le conseguiremos una familia que acepte y la ame como debe ser.

 

La mujer sorprendida exclamó:

- Por supuesto que no te voy a regalar a mi hija y por lo que me haz hecho entender he aprendido a tomarle valor a las personas y mucho mas a mi pequeña bebé y de ahora en adelante la amaré, la defenderé de personas que tengan ese pensamiento racista o que me la quieran menospreciar por su color de piel.

Me voy con mi hija y le enseñaré que todas las personas somos de igual condición no importando su color de piel, cultura o situación económica, le enseñaré a valorar y aceptar a todas las personas por igual.

El médico con ese cambio de Rosa y sabiendo lo que logró con sus consejos quedó feliz y listo para seguir ayudando vidas.

Hoy en día la familia de Rosa es la más unida y feliz del vecindario donde viven.

Mensaje: aprendamos a amar a las personas por lo que son.

 

 

 

foto

 

 

 

 

Por: Zulema Patricia Gánem 7-6 J-M

 

 

Recomendaciones

  1. Las instiuciones deben grantizar a sus profesores y educandos participantes en el proyecto PEEC, el acceso a internet y a computadores donde puedan dar formato a sus materiales.
  2. Los aportes al PEEC se deben enviar en el lapso de tiempo convenido por las instituciones participantes.
  3. Los envíos deben llevar el texto simple en el cuerpo del mensaje o que no excedan una cuartilla, es decir 300 palabras. Imagenes en formato gif o jpg que no excedan los 50KB.

Prensa Escuela

Una alianza por la calidad del aprendizaje , la enseñabilidad de las ciencias y el desarrollo de una cultura de nuevos lectores  y escritores en entornos virtuales interescolares

Ingresar




Potenciado por Joomla!. Designed by: Joomla Template, hostassured. Valid XHTML and CSS.